Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



¿Ciencia o cientifismo?

sistema solar

“El problema básico es que aquellos con una inclinación ‘cientifista’ (que no debe ser confundida con ‘científica’) – como *Atkins y Dawkins - no logran distinguir entre mecanismos y agencias. En términos filosóficos, ellos cometen un error categórico elemental cuando argumentan que, porque hemos entendido los mecanismos que explican un fenómeno natural, no hay un Agente que lo diseñó. Cuando Sir Isaac Newton descubrió la ley de la gravedad, no dijo: ‘He encontrado el mecanismo que explica el movimiento de los planetas, por lo tanto no existe un Dios que lo diseñó.’ Todo lo contrario: precisamente porque entendió cómo funcionaba, fue movido a mayor admiración por el Dios que lo diseñó de esa manera”

John Lennox
Profesor de Matemáticas en la Universidad de Oxford

*** 

"Una insidia perniciosa surge de la pretensión de algunos científicos, incluso eminentes, de que la ciencia proporcionará pronto una explicación completa de todos los fenómenos del mundo natural y de todas nuestras experiencias subjetivas: no sólo de las percepciones y experiencias acerca de la belleza, sino también de nuestros pensamientos, imaginaciones, sueños, emociones y creencias [...]. Es importante reconocer que, aunque un científico pueda formular esta pretensión, no actúa entonces como científico, sino como un profeta enmascarado de científico. Eso es cientifismo, no ciencia, pero impresiona fuertemente al profano, convencido de que la ciencia suministra la verdad. Por el contrario, el científico no debe pretender que posee un conocimiento cierto de toda la verdad. Lo más que podemos hacer los científicos es aproximarnos más de cerca a un entendimiento verdadero de los fenómenos naturales mediante la eliminación de errores en nuestras hipótesis" 


 John Carew Eccles
Neurofisiólogo australiano
Premio Nobel de Medicina, 1923

 

*Peter Atkins, químico inglés y Richard Dawkins, etólogo y divulgador también británico, ambos eminentes "cientifistas" ateos y máximos exponentes del positivismo extremo en la actualidad. 

Cientifismo: actitud filosófica que, entre otros postulados, sostiene que sólo existe aquello que puede ser alcanzado por medio del método científico. Toda proposición verdadera debe estar basada en pruebas empíricas antes que en la "fe" (en la confianza de que algo es cierto aun sin tener todas las pruebas que lo certifiquen). Pero esta afirmación cientificista no deja de ser ella misma una afirmación sin prueba empírica alguna, por lo que se trata de una afirmación "de fe". Es decir, es una afirmación contradictoria porque asegura que no debemos aceptar nada por fe y, sin embargo, es necesaria la fe para aceptarla. Podemos concluir, por tanto, que no es más que otro dogma.


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba