Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Dios cada vez más cerca

cosmos

"A partir de principios de los ochenta había comenzado a reconsiderar mi posición (atea). Admití entonces que los ateos teníamos que sentirnos inquietos por el consenso cosmológico contemporáneo, pues parecía que los cosmólogos estaban proporcionando una prueba científica de algo que el propio santo Tomás de Aquino reconoció que no podía demostrarse filosóficamente: que el Universo tuvo un comienzo.


"Cuando, siendo aún ateo, me enfrenté por primera vez a la teoría del Big Bang, me pareció que esta teoría cambiaba mucho las cosas, pues sugería que el Universo había tenido un comienzo y que la primera frase del Génesis ('En el principio, Dios creó los cielos y la tierra') estaba relacionada con un acontecimiento real. Mientras pudimos albergar la cómoda idea de que el Universo no había tenido ningún comienzo ni tendría un final fue fácil considerar su existencia (y sus rasgos más fundamentales) como hechos brutos (azarosos). Y, si no había razón para pensar que el Universo tuvo un comienzo, no había razón para postular otro ente que lo hubiera producido.




***


"Dios es el mayor descubrimiento de la ciencia moderna"


Antony Flew
Filósofo y escritor deísta inglés
Profesor en Oxford y otras muchas universidades
Perteneció a la escuela del pensamiento evidencialista



Durante décadas Antony Flew defendió que el ateísmo debía ser punto de partida del pensamiento crítico mientras no hubiera prueba empírica de la existencia de Dios. Pruebas que creyó hallar en los últimos descubrimientos científicos sobre el ADN y el origen del universo acaecidos en los últimos tiempos. A partir de entonces, siempre fiel a la máxima socrática: "seguir el razonamiento allí donde nos lleve", Flew llegó a la conclusión de que el universo tuvo un origen inteligente, aunque no se convirtió a ninguna religión, todo lo cual quedó expuesto en su último libro y testamento filosófico: "Dios existe".



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba