Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro, no está adscrito a AdSense y no me reporta ningún tipo de beneficio económico o de cualquier otra índole. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que, no por esto, debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.


Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que es posible se indicarán los títulos de los libros de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Al final del blog encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, donde se incluyen también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en las entradas en caracteres grises son artículos de opinión de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Bienvenidos :-)


¿El orden en la naturaleza es real o sólo un producto de nuestra mente?


"Es importante entender que las regularidades de la naturaleza son reales. Se argumenta en ocasiones que las leyes de la naturaleza...  las impone nuestra mente con el fin de dar sentido al mundo. Es cierto que la mente humana tiene propensión a encajar todo en esquemas, llegando a imaginarlos aun allí donde no existen... Todos hemos buscado rostros en las nubes, en las rocas o en las llamas. No obstante, creo que la sugerencia de que las leyes de la naturaleza son proyecciones, por analogía, de la mente humana, es insostenible. La existencia de regularidades en la naturaleza es un hecho matemático objetivo... Sin esta hipótesis de que las regularidades son reales, la ciencia quedaría reducida a una farsa sin contenido.

"Otra razón es que (las leyes de la naturaleza) ayudan a descubrir cosas nuevas sobre el mundo, cosas insospechadas, a veces, de antemano. La característica de una ley potente es que va más allá de la descripción eficaz del fenómeno original para cuya explicación fue invocada, y consigue relacionar también otros fenómenos. La ley de la Gravedad de Newton, por ejemplo, dio cuenta de los movimientos de los planetas, pero explica al mismo tiempo las mareas oceánicas, la forma de la Tierra y muchos otros fenómenos... La historia de la ciencia demuestra  que, en cuanto una ley es aceptada, se deducen inmediatamente sus consecuencias y esa misma ley se comprueba en muy diversos contextos, conduciendo a veces a al descubrimiento de importantes fenómenos, nuevos e inesperados. (Algo muy improbable en el caso de que esas "leyes" y ese "orden" los hubiéramos inventado nosotros).

"Esto me empuja a creer que, al hacer ciencia, estamos de verdad descubriendo regularidades (orden) en la naturaleza; estamos leyendo esas regularidades, no escribiéndolas nosotros en ella"


Paul Davies
Físico y escritor británico
Director del Instituto BEYOND (Center for Fundamental Concepts in Science)
Extractos de "La mente de Dios, la base científica para un mundo racional", pág. 66.





Queda claro que el orden que apreciamos en el cosmos y la naturaleza no es, como pretenden algunos ateos (no todos) un "orden" sólo "aparente", o que somos nosotros quienes "vemos" ese orden porque, en realidad, "deseamos verlo así". Es un argumento esgrimido a menudo cuando se desea sortear a toda costa la idea de un posible "legislador". Pero se trata de un orden real, perfectamente objetivo. El contraargumento teísta sería: si ese orden del cosmos fuera sólo ilusorio o aparente, la ciencia sería también "ilusoria y aparente", pues descubre y usa las leyes que delimitan ese orden cósmico como materia prima en la elaboración de toda su arquitectura teórica. Como afirma Davies, en este caso, la ciencia sería una disciplina falsa, una pantomima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba