Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Confundiendo al Creador con lo creado :-)

coche ford

"Imaginemos un automóvil Ford.


Ahora imagina que alguien, en un lugar remoto del mundo, está viendo este auto por primera vez y no conoce nada sobre tecnología moderna. Es posible que piense que hay un dios (el Sr. Ford) dentro del motor. Claro, si luego desarma el motor se dará cuenta de que adentro no está el Sr. Ford. Si después estudia ingeniería, podrá explicar cómo funciona el motor, sin la necesidad de que el Sr. Ford esté dentro de él.


Hasta ahora, todo bien.


El problema empieza cuando la persona decide que, porque entiende cómo funciona el motor del auto, es imposible que exista un Sr. Ford que lo diseñó desde un principio. Esto es falso. En filosofía se conoce como un error categorial.


Si nunca hubiese existido un Sr. Ford para diseñar el motor, no existiría un motor para que la persona lo pudiese entender.


De la misma forma, es un error pensar que nuestro entendimiento de los principios impersonales sobre los cuales se rige el universo hace que sea improbable o imposible la existencia de un Creador personal que lo diseñó y creó.


En otras palabras, no debemos confundir los mecanismos por los cuales el universo funciona con su Causa o Creador"


Extracto del artículo 
"El Dios de los Agujeros: la guerra inexistente entre la Ciencia y Dios"
Del blog "Verdad y Fe"

 ***


“El problema básico es que aquellos con una inclinación ‘cientifista’ (no confundirla con ‘científica’) – como los ateos Atkins y Dawkins - no logran distinguir entre mecanismos y agencias. En términos filosóficos, cometen un error categórico elemental cuando argumentan que, porque hemos entendido los mecanismos que explican un fenómeno natural, no hay un Agente que diseñó ese mecanismo. Cuando Sir Isaac Newton descubrió la ley de la gravedad, no dijo: ‘He encontrado el mecanismo que explica el movimiento de los planetas, por lo tanto no existe un Dios que lo diseñó’. Todo lo contrario: precisamente porque entendió cómo funcionaba, fue movido a una mayor admiración hacia el Dios que lo diseñó de esa manera”


John Lennox
Matemático
Universidad de Oxford
Autor de "God’s Undertaker: Has Science Buried God?"


Más sobre el "Dios de los Agujeros" AQUí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba