Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Los materialistas han abandonado el enfoque estrictamente científico de la materia. (El problema de la consciencia V)

john eccles ciencia y religion frases


Me temo que la traducción del siguiente texto deja mucho que desear, les pedimos disculpas. Esperamos que, de todos modos, les resulte tan interesante como a nosotros. Los añadidos en gris son nuestros.


"Como dijo el filósofo Geoffrey Medell: 'El surgimiento de la consciencia es un misterio, y uno para el cual el materialismo falla en aportar una respuesta'. El ateo Colin McGinn está de acuerdo. Él se pregunta lo siguiente: '¿Cómo es que la simple materia origina consciencia? ¿De qué forma la evolución convierte el agua del tejido biológico en el vino de la consciencia? La consciencia parece ser una novedad radical en el universo, no predeterminada por las consecuencias del Big Bang. Entonces ¿cómo se las arregló para aparecer a partir de lo que la precedió?'

Es así de simple. ¿Cómo obtienes algo totalmente distinto (criaturas conscientes, vivas, pensantes, sensibles...) a partir de materiales que no poseen nada de eso?... Si aplicas un proceso físico a la materia física, obtendrás un arreglo distinto de materiales físicos. Por ejemplo, si aplicas el proceso físico del calor a un tazón de agua, obtendrás un producto nuevo: vapor, el cual es solo una forma más complicada del agua, pero todavía física. Y si la historia del universo es solo una historia de procesos físicos aplicados a materiales físicos, terminas con arreglos crecientemente complicados de materiales físicos, pero no vas a obtener algo que sea totalmente intangible. Ese es un salto de un tipo totalmente distinto.

Al fin de cuentas, como dijo Phillip Johnson, o tienes: 'En el principio eran las partículas', o 'En el principio era el Logos', que significa 'mente divina'. Si comienzas con partículas, y la historia del universo es solo una historia acerca de los nuevos arreglos de partículas, puedes acabar con un arreglo más complicado, pero todavía tendrás, solo, partículas. No vas a obtener mentes o consciencias.

Sin embargo, si comienzas con una mente infinita, entonces puedes explicar por qué pueden existir mentes finitas. Tiene sentido (aconsejamos una vez más la lectura del ensayo "Mitología materialista de la ciencia" del filósofo de la física Francisco J. Soler Gil para una exposición más detallada de este punto). Lo que no tiene sentido, en lo cual están coincidiendo muchos evolucionistas ateos, es la idea de obtener una mente que brote a su existencia a partir de materia en bruto, muerta y mecánica. Por esta razón están intentando deshacerse de la consciencia, diciendo que no es real y que nosotros somos simplemente computadoras (es el caso, por ejemplo, del filósofo Daniel Dennett o el biólogo Javier Sampedro, aquí  desarrollamos a fondo este tema) . Sin embargo, esta es una posición difícil de mantener mientras estás consciente.

(Respecto a los científicos que sostienen que la consciencia tiene lugar como un producto natural de la complejidad del cerebro).

Con esto hay cuatro problemas:

Primero, ya no están tratando a la materia como los ateos y naturalistas la tratan, esto es, como algo en bruto y que puede ser totalmente descrito por las leyes de la química y la física. Ahora le están atribuyendo a la materia potenciales mentales escalofriantes... Lo que ellos dicen es que, previamente a este nivel de complejidad, la materia contenía el potencial para que surgiera la mente, y, justo en el momento preciso, estos potenciales se activaron y la consciencia comenzó a existir... Esto ya no es naturalismo ni fisicalismo, esto es panpsiquismo, un enfoque que considera que la materia no es solo algo físicamente inerte, sino que contiene también estados proto-mentales.

De forma repentina, los materialistas han abandonado el enfoque estrictamente científico de la materia y han adoptado un enfoque que es más cercano al teísmo que al ateísmo. Ahora dicen que el mundo comenzó no solo con materia, sino con algo que es tanto físico como mental al mismo tiempo. Sin embargo, no pueden explicar de dónde vinieron todas estas propiedades mentales pre-emergentes...

Existe un segundo problema: los materialistas todavía está estancados en el determinismo, porque si la consciencia es solo una función del cerebro, entonces yo soy mi cerebro, y mi cerebro funciona únicamente de acuerdo a las leyes de la física y la química. Para ellos, la mente es para el cerebro lo que el humo es para el fuego. El fuego causa el humo, pero el humo no causa nada. Es solo un producto. De esta manera están encerrados dentro del determinismo.

En tercer lugar: si la mente surgió de la materia sin la dirección de una Inteligencia superior, ¿por qué habríamos de confiar en que algo que proviene de la mente es racional o verdadero, especialmente en el área del pensamiento teórico?... Digamos que tienes una computadora programada por fuerzas aleatorias o por leyes no racionales sin que intervenga una mente. ¿Confiarías en algo que imprima esa computadora? Por supuesto que no. No puedes usar la evolución como una explicación de por qué la mente debe considerarse digna de confianza, porque el pensamiento teórico no contribuyen a la supervivencia (¿por qué habría de ser útil a nuestros muy egoístas genes, cuyo única afán es multiplicarse, que yo conozca lo que contienen los átomos o lo que sucedió en el primer segundo tras el Big Bang? ¿Por qué habría de constituir esta capacidad de nuestro cerebro una ventaja evolutiva?)


Este es el cuarto problema: Si mi mente fuese solo una función del cerebro, no existiría un yo unificado (véase en este enlace la brillante exposición de la filósofa de la mente Brigitte Falkenburg respecto a este asunto). Recordemos que la función cerebral se encuentra diseminada por todo el cerebro, si pudieras cortar el cerebro por la mitad, como le sucedió a la joven que perdió el 53 % de su cerebro, entonces, algo de esa función estaría perdida. Tendrías el 47 % de una persona. Pero todos sabemos que ella sigue siendo un yo unificado.

Existen otros aspectos a tratar, denominados 'el problema del enlace' (de nuevo, véanse los trabajos de Falkenburg al respecto). Cuando miras alrededor de la habitación, ves muchas cosas al mismo tiempo. Ves una mesa, un sillón, una pared, una pintura en un cuadro. Cada cosa en particular tiene ondas luminosas que rebotan en ella y que alcanzan un lugar distinto en tu globo ocular, desatando una actividad eléctrica en una región distinta del cerebro. Eso significa que no hay una sola parte del cerebro que se active por todas estas experiencias. En consecuencia, si yo fuera simplemente mi cerebro físico, eso sería una multitud de partes distintas, cada una de las cuales tendría su propia consciencia de una pieza diferente de mi campo visual.

Pero eso no es lo que ocurre. Soy un yo 'unificado' que tiene todas estas experiencias al mismo tiempo. Hay algo que enlaza todas estas experiencias y que las unifica en la experiencia del individuo (yo) aun cuando no hay una región en el cerebro que tenga todos estos sitios de activación. Eso es debido a que mi consciencia y mi yo son entidades separadas del cerebro. 

(Sobre los estudios que muestran cómo algunas zonas del cerebro se activan al orar o meditar, ya hablamos aquí, pero veamos qué tiene que decir Moreland al respecto):

Todo lo que demuestran estos estudios es una correlación física con las experiencias religiosas. Cuando estoy orando, oliendo una rosa o pensando en algo, mi cerebro todavía existe. No deja de existir cuando tengo una vida consciente, lo cual incluye la oración. Y yo sería feliz si los científicos midieran qué está pasando en mi cerebro cuando oro, perdono o incluso pienso acerca de mi almuerzo. Pero recuerde esto: solo porque exista correlación entre dos cosas, no significa que sean lo mismo. Simplemente porque hay una correlación entre el fuego y el humo, eso no significa que el humo y el fuego sean lo mismo.

Ahora bien, a veces tus estados cerebrales pueden causarte estados de consciencia. Por ejemplo, si pierdes el funcionamiento del cerebro debido a la enfermedad de Alzheimer o si te golpeas la cabeza, puedes perder algo de tu vida mental consciente. Pero también hay evidencia de que esto ocurre al revés. Existen datos que demuestran que tu vida consciente puede, en realidad, reconfigurar tu cerebro (y tus genes). Por ejemplo, los científicos han llevado a cabo estudios de los cerebros de la gente que se preocupa demasiado, y han hallado que este estado mental de preocupación cambia la química de sus cerebros. Han estudiado los patrones cerebrales de niños que no habían sido alimentados y amados, y sus patrones son distintos a los de los niños que experimentan amor y son nutridos. Así que no solamente es el cerebro el que causa que ocurran cosas en nuestra vida consciente; los estados de consciencia también hacen que le sucedan cosas al cerebro.

En consecuencia, yo no diría que hay un fundamento físico para las experiencias religiosas, aun cuando es posible que estén correlacionadas. En ocasiones sería una causa y efecto del cerebro a la mente, pero también podría ser una causa y efecto de la mente al cerebro. ¿Cómo saben los científicos si no es que, de hecho, mi vida de oración es lo que está causando que algo ocurra en mi cerebro y no al contrario?"


 James Porter Moreland
Filósofo y teólogo
Doctor en Filosofía por la Universidad del Sur de California
Es uno de los máximos representantes del debate ciencia-fe en el mundo
anglosajón


 ***


 "(Los materialistas) dicen ahora que el mundo comenzó no solo con materia, sino con algo que es tanto físico como mental al mismo tiempo. Sin embargo, no pueden explicar de dónde vinieron todas estas propiedades mentales pre-emergentes...


Me temo que una servidora sigue sin tener suficiente fe para ser atea ;-) 

 ***



Advertencia:

 J. P. Moreland es un conocido apologista cristiano y un entusiasta defensor del llamado "Diseño Inteligente". Como ya hemos advertido en otras entradas de este blog, el hecho de que citemos algunos párrafos firmados por un experto en particular NO significa que estemos de acuerdo con todo su ideario. Estamos, únicamente, mostrando conformidad con lo dicho expresamente en esos párrafos que transcribimos. En este caso, estamos de acuerdo con el doctor Moreland en lo referente al grave escollo que el fenómeno de la consciencia supone para la ideología materialista, puesto que Moreland está hablando aqexclusivamente de este asunto. Este mismo problema ha sido expuesto también por otros autores que no profesan ninguna religión o ideología controvertida. 

 Aclarado lo cual, si el lector agnóstico o ateo decide no tomar en consideración lo expuesto en esta entrada esgrimiendo como única excusa que la firma un apologista cristiano o un defensor del Diseño Inteligente, estará en su derecho, sí, y también estará incurriendo en una burda falacia ad hominem






Disculpen las mayúsculas.
Ver también:

La nueva concepción de la realidad y el fin del reduccionismo
La filosofía cientifista aliada del capitalismo
Al materialismo se le ha muerto la materia 
El ateísmo al servicio del capital
La filosofía materialista es presentada como una "verdad científica"
Mitología materialista de la ciencia
Los dogmas de la ciencia
"No podemos dejar que Dios cruce la puerta"



Todas las entradas sobre neurociencia, incluida ésta, aquí.
Todas las entradas sobre reduccionismo, aquí.
Más fotos con cita en nuestra Galería.
Todos los libros consultados en la elaboración del sitio están en nuestra Bibliografía.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba