Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



La naturaleza intrincada

cervatillo


"El carácter intrincado de la naturaleza indica con claridad que hay un Creador. Una vez comprendido, todo sistema biológico y físico manifiesta una increíble complejidad"

John K. G. Kramer
Bioquímico canadiense
Doctor por la Universidad de Minnesota 



Curiosidad: 
El cervatillo recién nacido es una presa fácil. No tiene armas para defenderse, no posee cuernos aún, no tiene garras, no tiene afilados colmillos ni poderosas mandíbulas. Apenas puede correr hasta que adquiere el dominio de sus propias extremidades. Afortunadamente, la naturaleza vino en su auxilio. Las manchas moteadas de su lomo, que desaparecen a medida que se acercan a la edad adulta (cuando ya no las necesitan), suponen un "traje de camuflaje" perfecto. Sus madres suelen dejarlos sesteando bajo los árboles, saben que allí están más seguros. ¿Por qué? porque la luz del sol filtrada por las ramas forman manchas de luz en el suelo muy parecidas a las que los cervatillos lucen en sus lomos... Esto hace que se mimeticen a la perfección con su entorno, pasando casi desapercibidos.

Si esta genial estratagema es cosa del Dios-Azar de los cientifistas, hemos de decir que, para ser "ciego", el azar tiene muchísimo "ojo" :-)

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba