Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Richard Dawkins y la tetera de Russell

la tetera de Russell

"Utilizando un ejemplo tomado de Bertrand Russell*, Dawkins explica que no podemos negar la existencia de una tetera de porcelana microscópica orbitando entre la Tierra y Marte porque no se podría detectar la existencia de dicho objeto de ninguna manera conocida, de modo que su no-existencia es imposible de demostrar. Pero eso no debería preocuparnos, porque (dice) 'nadie se siente en la obligación de negar la existencia de los millones de cosas que una imaginación calenturienta podría inventar', como la tetera espacial u objetos tan fantásticos como un unicornio... o el 'Monstruo del Espagueti Volador'. Sin embargo, hay una cosa, cuya existencia no se puede negar, que sí merece nuestra atención: Dios"

"¿Por qué? ¿Por qué es más importante ir tras el Dios, cuya existencia no se puede negar, que ir tras teteras o unicornios indetectables (cuya existencia tampoco se puede negar)? Una respuesta bastante obvia es que el número de personas que creen en teteras invisibles o unicornios es despreciable... Este Dios no es igual que la tetera o el unicornio. Dawkins mismo lo entiende al decir que 'es muy distinto que el universo tenga un regidor que lo ha creado a que no lo tenga... La presencia o ausencia de una inteligencia creadora es sin duda una cuestión científica, aunque en la práctica, no esté resuelta...'"

"(Dawkins dice que) 'en nuestro planeta vivimos rodeados por unos diez millones de especies que dan la fuerte impresión de haber sido diseñadas'. Como los seres de la Naturaleza dan la fuerte impresión de haber sido hechos por 'una inteligencia sobrenatural'... la conclusión lógica es que tenemos una inclinación natural a creer en Dios".

"Vemos que la elocuencia de Dawkins es maravillosamente confusa... La presentación retórica de su argumento lleva al lector (primero) a considerar que creer en Dios es igual que creer en teteras voladoras indetectables: ambos objetos no pueden ser negados y, por tanto, son igualmente estúpidos. Pero a continuación afirma que el Universo debería ser un lugar muy diferente si hubiese sido creado por un ser inteligente sobrenatural, mientras que la existencia de una tetera microscópica no tendría influencia alguna sobre el Universo (¿en qué quedamos? ¿Dios y la tetera es lo mismo o no? :-)). Junto a esto, resulta que, de hecho, los seres vivos tienen la apariencia de haber sido diseñados por un ser inteligente sobrenatural. Esto pone a Dawkins en una posición interesante, contraria a la que pretendía: como los complicados seres biológicos tienen, al menos, la apariencia de haber sido diseñados por un ser inteligente, sería estúpido creer que no lo han sido" (Cursivas extraídas de "El espejismo de Dios" de Dawkins)


Scott Hahn y Benjamin Wiker
Extractos de "Dawkins en observación: una crítica al nuevo ateísmo", págs 73-76 


*Bertrand Russell. Escritor, matemático y filósofo británico. Premio Nobel de Literatura en 1950.

En este post, Katherine Tait, hija de Russell, explica cuáles fueron las posibles causas que llevaron a su padre al ateísmo. No todas fueron filosóficas :-)

***
 
Resumiendo la secuencia de pensamiento de nuestro querido profesor Dawkins: "Creer en Dios es exactamente igual de estúpido que creer en una tetera minúscula que flota entre Marte y la Tierra. Bueno, la verdad es que no es exactamente igual de estúpido... De hecho, se podría decir que ambos supuestos no tienen, en realidad, mucha relación... La verdad es que no tiene nada que ver una cosa con la otra..."

Todo muy "racional".

Por cierto, supongo que no les habrá pasado desapercibida esta sorprendente declaración: 


 "La presencia o ausencia de una inteligencia creadora es sin duda una cuestión científica, aunque en la práctica no esté resuelta".

¿Perdón? 

¿Que no está resuelta?


Pues no, nos confiesa Richard Dawkins para sombro del respetable: la cuestión "científica" de la existencia de Dios "no está resuelta"... 

La pregunta es: si la cuestión sobre la existencia de Dios no está resuelta y así lo cree nuestro profesor, ¿por qué dedica tanto trabajo, tiempo y energías a su particular cruzada para ateizar el globo, hasta tal punto que es mundialmente conocido más por su ateísmo que por sus aportes a la Ciencia?

Una de esas preguntas-trampa que llevan la respuesta incluida.



Definitivamente, nombramos a míster Dawkins huésped honorario 
de nuestra sección de humor.
:-)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba