Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Freeman Dyson versus Steven Weinberg

ajedrez


"Sin religión, habría gente buena haciendo cosas buenas y mala gente haciendo cosas malas. Pero para que la buena gente haga cosas malas hace falta la religión"


Steven Weinberg
Físico estadounidense
Premio Nobel de Física, 1979

***


"Y para que la gente mala haga cosas buenas también hace falta religión"


Freeman Dyson
Físico y matemático inglés
Universidad de Cambridge

(En respuesta al célebre comentario de Weinberg)



La red está rebosante de casos para aquel que los quiera encontrar: homicidas que acabaron como benefactores, médicos o fundadores de hospitales; violadores que acabaron integrando organizaciones humanitarias y proyectos solidarios; drogadictos y alcóholicos que acabaron dedicando su vida a ayudar a los demás a no caer en sus mismos errores... Y así podría seguir.  Los casos se dan en todas las religiones. Unas son célebres, otras anónimas, pero todas estas personas tienen algo en común: su carácter completo fue transformado en un instante de "conversión", de comprensión de lo absoluto, que significó un giro de trescientos sesenta grados en sus trayectorias vitales.

Para que "la buena gente haga cosas malas" no "hace falta" religión. Sólo hace falta una ideología, religiosa o no. Cualquier idea, por hermosa que sea, mal entendida y peor aplicada (cristianismo, comunismo, socialismo, darwinismo...  aquí puede añadir el lector lo que desee) basta para convertir a cualquiera en un demente. A la Historia me remito.

Digámoslo, entonces,  con claridad: "Para que un hombre bueno haga cosas malas, sólo es necesario que ese hombre crea que vale la pena matar por una idea, cualquier idea, política o religiosa. Para que un hombre malo haga cosas buenas, sin embargo, es necesaria una transformación integral a un nivel profundo e íntimo, una metamorfosis completa, de esas que, muchas veces, sólo la fe puede lograr".



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba