Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Muchos científicos tienen una imagen infantil de Dios

dios y ciencia vector

"Mi creencia en Dios no es  un puro asentimiento racional a un credo abstracto. Sería muy largo describir cómo creo y en qué Dios creo. Dios no es una idea, un pensamiento. Tampoco es una divinidad difusa en los confines del océano del cosmos...  Hay una experiencia interior que se va consolidando, encarnando y con la que se convive amorosamente. Y llega a formar parte de uno mismo. El gran problema que suelen tener muchos científicos es que mantienen una imagen infantil de Dios y esa imagen no se lleva bien con la maduración de una visión científica del mundo.  

(Permítanme un inciso: hace algún tiempo, en un documental de divulgación científica, el físico Leonard Mlodinow, coautor con Stephen Hawking de "El gran diseño", justificaba su ateísmo alegando como "prueba" de su afirmación que en el transcurso de sus investigaciones, él no había encontrado, palabras textuales: "ningún tipo con barbas manejando los hilos"... Es evidente que, si lo único que haría cambiar de parecer a este señor sobre el tema Dios sería encontrarse con una "evidencia" como esa, nunca cambiará de idea :-) algo que, por otra parte, es lo que él desea. ¿Qué mejor estragegia para mantener a salvo su ateísmo que alimentar una imagen tan limitada, pueril y antropomórfica de Dios y después asegurar que no ha encontrado en el universo nada que encaje con esa imagen? Reconocemos que es un modo muy eficaz de cubrirse las espaldas. El único riesgo que conllevan estas astucias intelectuales es que si, alguna vez, míster Leonard se encontrara con el auténtico Dios, dado que Su "imagen" real no coincidirá en absoluto con la tosca imagen preconcebida que tiene de Él, no le reconocerá. De hecho, no le ha reconocido, cuando para otros físicos es tan evidente. El doctor Mlodinow puede vivir tranquilo, su argucia es hábil y funcionará: nunca encontrará a ese "dios" que no desea encontrar).

 
El conflicto cognitivo no se resuelve y se rompe por lo más débil: la experiencia interior. Sin vida interior no es posible creer. Pero esa vida interior no es intimista, ausente de la realidad. La experiencia de Dios debe nutrirse de la experiencia humana, del contacto con la vida, con la realidad, con la dura realidad, con el mordisco en las propias carnes de la injusticia de un mundo desigual en el que hay víctimas. El clamor de las víctimas sube hasta Dios y nutre nuestra conciencia profunda.

Ciencia, espiritualidad y justicia no son para mí tres mundos incomunicados e impenetrables. Es más: tengo conciencia de que para algunas personas se repelen mutuamente, se excluyen. Lograr la síntesis personal no es nada fácil. En eso, el también jesuita y paleontólogo Pierre Teilhard de Chardin* es un guía espiritual. Supo aunar el gusto por la Tierra y el gusto por el Cielo. Supo ir hacia Dios con todo el gusto por la vida. Tenía muy claro que no se puede ser cristiano sin ser desesperadamente humano. Y que todo lo que asciende, converge. La ciencia sin espiritualidad está vacía, que dijo Einstein. Y una espiritualidad que no brota del contacto con la vida, con las situaciones de inhumanidad, no es una espiritualidad".

Leandro Sequeiros San Román 
Catedrático de Paleontología
Doctor en Ciencias Geológicas y licenciado en Teología 
Miembro de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Zaragoza


*Teilhard de Chardin: Paleontólogo, religioso y filósofo francés. Aportó una visión muy original de la evolución. Creó el concepto del Punto Omega para designar la meta ideal hacia la que se dirige toda la Creación. Como paleontólogo, participó junto al geólogo y también sacerdote Henri Breuil, en el descubrimiento del Sinanthropus u hombre de Pekín (Homo erectus pekinensis).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba