Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Los dados de Dios :-)

dios no juega a los dados

"Dios no juega a los dados con el universo"

Albert Einstein
Físico alemán
Formuló la Teoría de la Relatividad
Premio Nobel de Física, 1921


***

"Einstein, deje de decirle a Dios lo que debe hacer con sus dados"
:-)

Niels Bohr
Físico danés
Premio Nobel de Física en 1922 



Debemos aclarar que este célebre diálogo mantenido supuestamente entre estos dos gigantes de la física durante el quinto Congreso Solvay, que tuvo lugar en Bruselas en 1927, no hacía alusión al mundo espiritual sino a la, por entonces recién estrenada, teoría cuántica. Según esta hipótesis, el orden molecular que observamos a nivel macroscópico se deriva de un caos imprevisible a nivel cuántico, es decir, a un nivel subatómico. A esta escala tan minúscula parece que la materia sólo sigue leyes de probabilidad. 

A Einstein las conclusiones derivadas de esta teoría revolucionaria le incomodaban mucho, de ahí su famosa sentencia sobre Dios y sus dados. Bohr, sin embargo, estaba convencido de que las conclusiones de la mecánica cuántica eran acertadas, a pesar de que desafían todas las leyes, no sólo ya las de la física clásica, sino también las de la razón y la lógica. Como escribió alguien, la física cuántica es una teoría tan definitivamente antiintuitiva, que el sentido común es casi inútil para acercarse a ella y nadie sabe por qué es así. Hace algún tiempo, Stephen Hawking, con su habitual sentido del humor, añadió un poco más de leña al fuego de este viejo debate, declarando que "Dios no sólo juega a los dados, sino que, a veces, los lanza donde no podamos verlos" :-)

Les transcribo unos párrafos muy reveladores del libro "El LHC (el Gran Colisionador de Hadrones) y las frontera de la física" del doctor en física teórica Alberto Casas:


"La idea de que la naturaleza se comporta de forma intrínsecamente probabilística es extremadamente novedosa. En la vida ordinaria usamos muchas veces el concepto de probabilidad (a menudo de forma inconsciente), pero siempre como un reflejo de nuestra ignorancia. Cuando tiramos una moneda al aire, pensamos que hay una probabilidad entre dos de que salga cara y lo mismo de que salga cruz. Pero si pudiéramos medir el impulso que ejercemos sobre la moneda en el lanzamiento, se podría calcular el número de vueltas que va a dar, y por tanto, saber si va a salir cara o cruz. 

Otro ejemplo: es un juego típico con niños, mostrarles los dos puños cerrados para que adivinen en cuál se oculta un caramelo. Cuando ellos eligen una mano, saben intuitivamente que la probabilidad de que el caramelo esté ahí es de 1/2, como en el caso de la moneda en el aire. Esto refleja su ignorancia, no la situación real.

El caramelo no se "materializa" al azar en una de las dos manos cuando las abrimos, sino que estaba en ella desde el principio. Pensar lo contrario sería absurdo. Pero este absurdo es lo que sucede con los electrones, según la Mecánica Cuántica. Inicialmente el electrón NO tiene una posición definida. No es que la tenga y nosotros la desconozcamos (como en el caso del caramelo en la mano), es que NO la tiene. Y es al medir su posición (el equivalente a abrir las manos) cuando efectivamente se manifiesta en una de ellas. 

Se ha tratado repetidamente de formular teorías alternativas a la Mecánica Cuántica, en las que la probabilidad cuántica es un reflejo de nuestra ignorancia, al estilo del juego de los puños cerrados. En esas teorías el electrón estaría realmente en una posición concreta desde el principio, sólo que nosotros no sabríamos en cuál. Pero todos esos intentos han fracasado y la Mecánica Cuántica ha salido siempre triunfante, a pesar de ser tan "absurda"".



Y, para completar la información que les ofrezco, les enlazo un video, algo extenso, pero fascinante, titulado "El universo microscópico" donde pueden ver en qué punto están ahora los estudios sobre física cuántica, presentado por eminentes expertos en este campo.

Los misterios prosiguen, se inflaman y extienden a medida que tratamos de avanzar hacia ellos. La meta del conocimiento total se aleja como se aleja el horizonte cuando intentamos acercamos a él sin acabar nunca de alcanzarlo. Hace más de un siglo que la materia dejó de ser ese elemento firme, sólido, medible y bien definido que nuestros sentidos perciben. Lo más fascinante de este extraño enigma es que, dado que el ser humano se formó también a partir de esa sustancia primigenia, mientras desconozcamos qué es y cuál es su comportamiento real, tampoco sabremos qué somos nosotros realmente y cuál será nuestro destino.


"Como hombre que ha dedicado su vida entera a la más clara ciencia superior, el estudio de la materia, yo puedo decirles, como resultado de mi investigación acerca del átomo, lo siguiente: no existe la materia como talToda la materia surge y persiste debido solamente a una fuerza que causa que las partículas atómicas vibren, manteniéndolas juntas en el más diminuto de los sistemas solares: el átomo.  Debemos asumir que detrás de esta fuerza existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda la materia"

Max Planck  
Físico alemán 
  Padre de la Teoría Cuántica 
Premio Nobel de Física, 1918



Pareciera que, desde principios del siglo XX, los materialistas están viendo cómo, poco a poco, su objeto de culto se va desdibujando... Por eso, cuando algún amigo afirma rotundamente: "Yo sólo creo en la materia", siempre respondo con un cortés: "Pues buena suerte" :-)


Otra teoría sobre la forma en que "Dios usa sus dados", AQUÍ.

Sobre la física cuántica y el fin del reduccionismo, AQUÍ y AQUÍ.

Más sobre física cuántica, AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ.

Otro post relacionado, aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba