Este blog ha sido creado sin ánimo de lucro. El único interés que me guía en este proyecto es la divulgación, el intento de llevar al gran público un aspecto del debate ciencia-fe que, considero, no es suficientemente conocido, pero que no debe ser obviado si pretendemos construirnos un criterio global y objetivo sobre un tema de candente actualidad.

Todos los párrafos aquí reproducidos son propiedad intelectual única y exclusivamente de sus autores. Siempre que sea posible se indicarán los títulos de los libros u otro tipo de publicaciones de donde fueron extraídos, así como el nombre y credenciales académicas de esos mismos autores. En algunos casos se proporciona al lector enlaces a librerías on line donde pueden adquirir sus obras. Aquí encontrarán una amplia bibliografía referente al debate ciencia-fe, que incluye también todas las obras de divulgación consultadas en la progresiva elaboración del sitio.

Sólo los textos escritos en caracteres grises son de mi autoría. Si desean reproducir éstos en otros blogs o páginas web, indiquen, por favor, mi nombre o el lugar del que proceden. Gracias.

Este blog no se adhiere a ningún credo.

Advertencia:

El contenido de este sitio puede ocasionarle conflictos irremediables con sus dogmas... cientifistas :-)

Bienvenidos.



Los tabúes del positivismo

tabues hombre con los ojos tapados

"Lo único que podemos objetar al positivismo son sus tabúes, pues, si hemos de dejar de hablar, e incluso de pensar, acerca de otro tipo de conexiones más amplias que también están ahí, corremos el riesgo de quedarnos sin brújula, y por tanto en peligro de perdernos"

Werner Heisenberg
Físico alemán
Célebre por formular el principio de Incertidumbre
Premio Nobel de Física en 1932 



*Positivismo: corriente filosófica derivada de la epistemología y surgida en Francia a comienzos del S. XIX, que afirma que el único modo de llegar al conocimiento real es a través del método científico. Aunque actualmente parece haber un resurgimiento de esta doctrina, relacionado principalmente con las formas más extremas del ateísmo militante, en su momento fue poco a poco abandonada por los mismos pensadores que en un principio la promulgaron.


 
"No soy positivista. El positivismo afirma que lo que no puede ser observado no existe. Esta concepción es científicamente indefendible, ya que es imposible hacer afirmaciones válidas sobre lo que la gente 'puede' o 'no puede' observar. Equivale a decir que 'sólo existe lo que observamos', lo cual, evidentemente, es falso"

Albert Einstein
Físico alemán
Formuló la Teoría de la Relatividad
Premio Nobel de Física en 1921




Otros posts relacionados:

Los dogmas de la ciencia.
Los límites del conocimiento.
El fin del reduccionismo.
La pregunta de Leibniz y los múltiples mapas de la realidad. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba